La transformación educativa y la Escuela Activa

Durante las dos primeras décadas del siglo XX, el país conoció una intensa agitación de ideas, la creación de nuevas e importantes instituciones educativas, una ampliación de la acción educativa estatal y, en fin, un conjunto significativo de cambios en las formas de ver y entender el proceso educativo, particularmente en los niveles de la enseñanza primaria y secundaria. Fueron estas dos décadas escenario de un amplio movimiento de transformación en las prácticas y concepciones educativas y pedagógicas que tuvo lugar en Colombia entre los años veinte y finales de la década de los treinta del siglo XX.  

Un ejemplo de ello fue la Reforma Educacionista, expresión con la cual se conoce en los textos y discusiones sobre la historia de la educación el conjunto de propuestas y debates ocurridos alrededor de la reorganización de la educación nacional, producidos a propósito de los planteamientos expresados por la Misión Pedagógica Alemana que visitó al país entre 1924 y 1926.  

Esta misión reiteró la necesidad de abordar temas de las reformas legislativas, eventos educativos y la creación de una serie de instancias e instituciones de gran valor para la Nación: sostenía que se debían crear medios de comunicación, una Escuela Normal Nacional, Escuelas Normales Rurales y un Concejo Nacional de Educación. 14  

Si bien la Misión Pedagógica Alemana fracasó en la presentación y aprobación de su proyecto de ley, dejó su discurso, cuyo valor radicó en que retomó problemas locales no resueltos, planteó inquietudes e ideas, que luego fueron retomadas en otras condiciones políticas y sociales del país.15 

La Escuela Nueva llegó de la mano del pedagogo Ovide Decroly, fuerte crítico de la denominada Escuela Antigua, caracterizada por: 

 

  • Exigir al niño un comportamiento como adulto. 

  • Exigir al niño grandes esfuerzos de memorización. 

  • Énfasis en la enseñanza verbalista del maestro. 

  • Concepción negativa de la niñez. 

  • Infancia como etapa de maldad y pecado. 

  • Doblegar etapa de infancia con rígida disciplina. 

  • No concedía importancia pedagógica a actividades tales como el juego, los trabajos manuales, la educación física y las costumbres higiénicas.16 

  • La lectura iniciaba con sílabas, pasaba a palabras y llegaba a frases. 

2.) Escuela superior municipal para varones. Nuevo edificio de la calle 1.jpg
Autor: Anónimo 
Lugar y fecha de nacimiento: s.f., s.l. 
Título: Escuela superior municipal para varones. Nuevo edificio de la calle 1ª. 
Fecha de elaboración: 1927 
Fuente: Informe del Inspector Escolar; 20 de septiembre de 1927. 
Procedencia: Fondo Concejo de Bogotá. Archivo de Bogotá.

Por el contrario, la Escuela Nueva partía de considerar de manera principal la condición del niño y tomaba como eje sus necesidades básicas y su evolución (abrigo, alimentación, defensa contra los peligros y trabajo) a partir de tres tipos de actividades: observación, asociación y expresión.17 

Años más tarde, una década después de la visita de Decroly, su método ideovisual para la lectura y sus centros de interés fueron adoptados para los programas oficiales de las escuelas primarias del país. El novedoso método para la enseñanza de la lectura partía de frases o ideas gráficas para llegar luego a las palabras; la ventaja estaba en que la frase o imagen ofrecía al niño un significado, facilitando de esta manera su asimilación y posterior descomposición en palabras y sílabas: esto era lo que se llamaba la función globalizadora de la percepción infantil."18 

3.) La Alegria de Leer, es nuestro libro de lectura.jpg
Autor: Anónimo 
Lugar y fecha de nacimiento: s.f., s.l. 
Título: La Alegría de Leer, es nuestro libro de lectura. 
Fecha de elaboración: 1924 
Fuente: La Alegría de Leer, libro primero, 1932. 
Procedencia: Fondo Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico (IDEP).
Número de referencia: CO.11001.AB.007.03. Archivo de Bogotá.

la alegria de leer-14.jpg