Logo Bogotá mejor para todos

Archivo de Bogotá
Secretaría General

Logo Secretaría General

Usted está aquí

Versión para impresión Send by email

Los primeros planos de Bogotá

Por: jstorres
Publicado el: Marzo 2019
La antigua Santafé, como todas las ciudades virreinales españolas, comenzó su expansión urbana tímidamente, y fue creciendo poco a poco, con los años. Los planos dan cuenta de esa historia.

A partir de las doce chozas y la capilla construidas por orden del fundador, Gonzalo Jiménez de Quesada, se fue gestando un pueblo y luego una ciudad que hoy tiene más de 45000 manzanas y algo más de ocho millones de habitantes.

Ese crecimiento quedó evidenciado en los planos de la ciudad, el primero de ellos levantado por el ingeniero español Domingo Esquiaqui en 1791y que al parecer se quemó en el incendio de las Galerías Arrubla, en mayo de 1900. Este plano, de acuerdo con el historiador Eduardo Posada, “fue mandado hacer por el virrey Ezpeleta, cuando se resolvió la construcción del primer cementerio que hubo en Bogotá”. Según Posada, tenía un metro de ancho por ochenta centímetros de largo.

Captura de pantalla 2019-03-11 a la(s) 8.53.14.png

A su pie decía: “Nuevo y único plano geométrico o ignográfico de Bogotá, capital del Nuevo Reino de Granada, situada a la latitud septentrional o altura del Polo 4 grados y 36 minutos, con longitud del meridiano de Tenerife 303 grados y 39 minutos, por el teniente coronel Don Domingo Esquiaqui, comandante de la artillería de la Plaza y Provincia de Cartagena de Indias, para manifestar el nuevo cementerio ventilado al Oeste o Poniente de dicha ciudad, y demostrada su situación local con la inicial X en el plano, con sus perfiles y demás detalles, número 3, con distancias medias a dicho plano de SM, de 27 de 27 de marzo de 1787, y superior decreto del Excelentísimo Señor Virrey del Reino, Don José de Ezpeleta y Galdeano (…)”.

Captura de pantalla 2019-03-11 a la(s) 8.52.16.png

El segundo plano de Bogotá fue levantado por Carlos Francisco Cabrer, en 1797. Fue publicado en las crómica de Bogotá de Ibáñez y en el folleto Bogotá en los siglos XVIII, XIX y XX, de Ortiz.  De acuerdo con Posada, “poco difiere la ciudad de esta época de la del anterior plano, una vez que seis años no eran nada para alterar la capital de aquellos apacibles días de la colonia”. Posteriormente se hicieron diversos planos, algunos de ellos ya desaparecidos. Sin embargo, el historiador menciona otro hecho en 1849 y que fue levantado por el ingeniero Agustín Codazzi con el apoyo de los alumnos del Colegio Militar. También cita otros, como el hecho por el viajero M. Holton en 1852; el de 1861 de Grajales, el de 1885 de Villaveces y el de 1894 de Clavijo.

Captura de pantalla 2019-03-11 a la(s) 8.52.38.png

Al concluir su relato sobre la historia de los primeros planos, Posada se pregunta: “Las ciudades cultas saben guardar sus antiguos planos como preciosas reliquias de otros días, de infancia y juventud; y para ver en ellos la historia de su existencia. Sus anales están escritos en la forma de sus edificios, en el nombre de sus calles, en la extensión de su área. París exhibió en la Exposición de 1879 esa bella colección de sus antiguas efigies de nos habla Drumont, y que se conservan en el Museo Carnavale, ¿Cuándo nuestros ediles harán una colección semejante de los retratos de Bogotá a través de los siglos?”.


Mayor información sobre este tema:

Atlas histórico de Bogotá. Cartografía 1791-2007, Marcela Cuéllar Sánchez, Germán Mejía Pavony. IDPC, 2007.

Ingresa al video streaming del Foro Bogotá Digital Mejor para todos y comparte con nosotros las tendencias TIC que se destacan en nuestra ciudad
Ingresar